LOL Colchón

LOLColchon blog de los mejores colchones y los mejores chismes Hollywood para leer en el colchón. Justin Bieber, Kardashian, JBalvin …

By - admin

Consejos útiles para dormir bien durante la noche

Comparte esta entrada:

Consejos útiles para dormir bien durante la noche

Trate de dormir mejor siguiendo estos consejos sencillos.

Lo que debe hacer:

  • Genere hábitos de sueño constantes. Acostumbre su cuerpo a acostarse y levantarse a la misma hora todos los días y verá que le resulta más fácil dormirse por la noche.
  • Entienda sus necesidades personales de sueño. Una buena noche de sueño supone al menos seis, e idealmente hasta ocho, horas de sueño.
  • Pase tiempo a la luz natural. La luz natural proporciona al organismo melatonina, una hormona que le dice al cuerpo cuándo dormir y cuándo despertar.
  • Cree un ambiente cómodo para dormir. Asegúrese de que el dormitorio sea fresco, silencioso y cómodo.

Lo que no debe hacer:

  • No consuma cafeína por la noche. Evite el té, los refrescos, el café e incluso el chocolate en las horas previas a acostarse.
  • No fume ni beba alcohol antes de acostarse. Si bien el alcohol puede ayudarlo a conciliar el sueño, afecta el organismo de forma tal que le impide dormir bien durante toda la noche.
  • No mire televisión en la cama. De hecho, también debe evitar leer, comer o trabajar en la cama. Su cuerpo solo debe asociar la cama con el sueño.
  • No tome siestas durante el día. Tomar una siesta durante el día puede reducir la necesidad de su cuerpo de dormir por la noche, lo que incide de manera negativa en el sueño y el bienestar.

Si ha probado algunos de estos métodos para dormir bien durante toda la noche, pero aún se levanta sintiéndose cansado, es posible que haya algo más. Es importante que hable con su médico para saber si puede tener apnea del sueño.

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño afecta a más de 3 hombres de cada 10 y a casi 1 mujer de cada 5, por lo que puede estar tranquilo de que no está solo. Si le cuesta respirar y piensa que puede tener un trastorno respiratorio, es importante que hable con su médico si tiene inquietudes vinculadas a su salud.

Tipos de apnea del sueño

Hay tres tipos principales de apnea del sueño: 

  • Apnea obstructiva del sueño (AOS)
  • Apnea central del sueño (ACS)
  • Apnea del sueño mixta

Apnea obstructiva del sueño (AOS)

La apnea obstructiva del sueño es el tipo más común de apnea del sueño, ya que representa el 84 % de la totalidad de diagnósticos de apnea del sueño.1

Leyenda: De las vías respiratorias parcialmente cerrada

En la mayoría de los casos de apnea obstructiva del sueño, el aire deja de circular hacia los pulmones debido a una obstrucción (o bloqueo) en la vía aérea superior, o sea, en la nariz o la garganta.

La vía aérea superior puede obstruirse debido a:

  • la excesiva relajación de los músculos durante el sueño, lo que impide el pasaje de suficiente aire*;
  • el peso del cuello que estrecha la vía aérea;
  • amigdalitis u otras razones temporales;
  • motivos estructurales, como la forma de la nariz, el cuello o la mandíbula.

* Esta vía aérea estrecha causa una vibración en la garganta, lo que crea el sonido del ronquido.

Apnea central del sueño (ACS)

La apnea central del sueño (ACS) es el tipo de apnea del sueño con menor prevalencia1 y puede deberse a una insuficiencia cardíaca o a una enfermedad o lesión que involucre el cerebro, como por ejemplo:

  • accidente cerebrovascular
  • tumor cerebral
  • infección cerebral viral
  • enfermedad respiratoria crónica

En algunos casos, la vía aérea en realidad está abierta, pero el aire deja de circular hacia los pulmones porque no se hace ningún esfuerzo para respirar. Esto se debe, básicamente, a que se ha perdido la comunicación entre el cerebro y el cuerpo, por lo que la acción automática de respirar se detiene.

No es habitual que las personas que tienen ACS ronquen, por lo que la afección a veces pasa inadvertida.

Apnea del sueño mixta

Esta es una mezcla de la apnea obstructiva del sueño (donde hay un bloqueo u obstrucción en la vía aérea superior) y la apnea central del sueño (donde no se hace ningún esfuerzo para respirar), y es el tipo de apnea del sueño menos común. Si lo necesita, el médico puede ayudarlo a entender mejor todo esto.

Si le preocupa que pueda tener algún tipo de apnea del sueño, consulte a su médico.

Síntomas comunes de apnea del sueño

El primer signo de apnea del sueño, y también el más común, suele ser percibido por sus seres queridos: el ronquido. Quizás también le digan que cuando duerme hace sonidos como si estuviera jadeando u ahogándose.

Es probable que usted note algunos otros síntomas comunes a los distintos tipos de apnea del sueño, como por ejemplo:

  • cansancio permanente
  • poca capacidad de concentración
  • cefaleas matinales
  • estado de ánimo deprimido
  • sudores nocturnos
  • aumento de peso
  • falta de energía
  • pérdida de memoria
  • disfunción sexual
  • deseos frecuentes de orinar durante la noche

La apnea del sueño también se ha vinculado a otras afecciones, como por ejemplo:

  • diabetes tipo 2
  • obesidad
  • insuficiencia cardíaca
  • hipertensión (tensión arterial elevada)

Recuerde que es posible que estos síntomas no siempre estén relacionados con la apnea del sueño. Comparta cualquier inquietud con su médico para asegurarse de obtener un diagnóstico preciso.

La buena noticia es que se puede tratar y la mayoría de las personas perciben muchos beneficios derivados del tratamiento:

  • Tratar la apnea del sueño puede ayudar a reducir los riesgos asociados y mejorar la salud general.
  • Cuando no se trata, la apnea del sueño también se asocia a síntomas como palpitaciones, mareos, desmayos, dificultad para respirar y molestias torácicas, que pueden reducirse al recibir tratamiento.
  • Las personas con apnea del sueño pueden sentirse demasiado cansadas para hacer ejercicio, lo que puede empeorar algunas de las enfermedades subyacentes. Las personas obesas que reciben tratamiento para la apnea del sueño aumentan su nivel de energía, lo que puede ayudarlas a ejercitarse y bajar de peso.Además, se ha demostrado que la pérdida de peso mejora la apnea del sueño en algunas personas.
  • Tratar la apnea del sueño cuando se está recuperando de una enfermedad grave puede reducir la fatiga, por lo que usted tendrá la motivación necesaria para seguir un programa de rehabilitación.
  • En muchos casos, se ha demostrado que el tratamiento reduce los síntomas de la apnea del sueño, como por ejemplo la somnolencia diurna, el estado de ánimo deprimido, la ansiedad, la pérdida de memoria y concentración, y la menor calidad de vida (sobre todo en las áreas de desempeño laboral y relaciones maritales o familiares).

Si sospecha que puede tener apnea del sueño, se encuentra a pocos pasos de dormir mejor por la noche y volver a sentirse como usted mismo.

Diagnóstico de la apnea del sueño

El proceso de 3 pasos para dormir mejor

Dormir bien por la noche es tan importante para su salud general como la actividad física y una dieta balanceada.

Si le cuesta dormir, ronca (o quien duerme a su lado dice que usted ronca) o sospecha que tiene apnea del sueño o una afección respiratoria, es importante tomar esas señales en serio y consultar a un médico.

Permítanos ayudarlo a iniciar el proceso para dormir mejor. Tan solo debe hacer lo siguiente:

  • Reconocer los síntomas
  • Responder el cuestionario de síntomas
  • Hablar con su médico sobre la posibilidad de hacerse un estudio del sueño

¡El proceso de diagnóstico comienza así!


La respiración es automática: Quizás suene simple, pero es importante darnos cuenta de que respirar no es algo que debamos recordar hacer de forma consciente. Es un reflejo controlado por las neuronas en el cerebro y la columna.

Las vías aéreas superior e inferior: El sistema respiratorio consta de dos partes: la vía aérea superior y la vía aérea inferior.

Vía aérea superior



Vía aérea inferior

La vía aérea inferior está protegida por la cavidad torácica, que también contiene el corazón y los pulmones.

El proceso respiratorio: El proceso respiratorio se inicia con el esfuerzo que usted hace (desde el tórax) para que ingrese aire al cuerpo.

Al respirar, el aire que ingresa por la nariz se limpia, calienta y humedece. Luego pasa por la garganta hasta la tráquea y baja hasta los bronquios en los pulmones.

Al inhalar y exhalar, el tórax y las costillas se expanden y contraen para permitir el ingreso y la salida de aire.

Respiración anómala: Como puede imaginar, el acto cotidiano de respirar puede volverse muy difícil si tiene una afección respiratoria que afecta los músculos, nervios, reflejos u órganos que intervienen en la respiración.

Obtenga más información sobre las afecciones respiratorias:

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Have no product in the cart!
0