Tener el celular cerca, no te ayudará a dormir bien

Facebooktwitterpinterest

Dormir con tu celular cerca puede causar daños a tu salud… ¿Lo sabías? y no sólo por la postura que te obliga a encurvarte, tensionar tus brazos y dedos y mantenerte rígido. Va más allá el peligro de dormir con el celular cerca. Desde el 2008, diversas organizaciones e instituciones de salud han tratado de mantener activo el debate acerca de los riesgos que representan el uso constante de los smartphones y dispositivos celulares, incluyendo tabletas y en muchas ocasiones computadoras portátiles. Con el rápido e imparable crecimiento de la industria de los smartphones en el mundo, este debate debería de tomar más fuerza, sin embargo, ha sido ligeramente olvidado gracias a la comodidad que traen esta clase de dispositivos.

Algunos daños a la salud

Lamentablemente, eliminar totalmente el uso de tus dispositivos es virtualmente imposible. Lo mejor que podemos hacer es reducir su uso lo más posible, y tratar de mantener una distancia razonable de estos smartphones.

Apaga tus datos de vez en cuando, y cuando lo hagas mantén el celular a una buena distancia de tu cuerpo, y quítate los “manos libres” cuando no estés realizando una llamada. Si tienes audífonos inalámbricos, trata de no usarlos en exceso. Si no procuras estos hábitos, tienes el riesgo de:

  • Desarrollo de cáncer (especialmente, cerebral)
  • Creación de tumores en nervio acústico y en glándulas salivales
  • Efectividad reducida de los espermatozoides / esterilidad
  • Dolores de cabeza / migraña constante
  • Problemas de sueño
  • Fatiga constante
  • Reducción en capacidades cognitivas (aprendizaje y comprensión reducida, pérdida de memoria, atención o audición)

El celular afecta a la vista

Tus ojos se lastiman mucho con la pantalla del celular en un ambiente oscuro. De acuerdo a la American Optometric Association, la diferencia de leer una página impresa, es más difícil para tus ojos concentrarse en una pantalla porque las letras no tienen la misma forma, hay menos contraste y hasta cierto punto luchas contra el brillo y reflejo.

Una de las posibles soluciones es mirar a otro lado cada 20 minutos. Esto ayuda a que tengas un pestañeo frecuente.

Dolores musculares

Basta con un par de horas encorvándote para ver tu celular para desatar una sensación de cansancio que al mismo tiempo se convierte en dolor de espalda, cuello y hombros.

Estirarse echando tu espalda hacia atrás y luego adelante puede ayudar, así como la postura correcta: asegúrate de que tus orejas estén alineadas con tus hombros y tus hombros hagan simetría con tu espalda recta, especialmente si estás viendo tu teléfono.

En vez de que te encorves, baja tus ojos y levanta tus brazos para traer la pantalla del cel hacia ti, pues si continúas tomando una postura más cómoda -como jorobarse- el peso de tu cabeza tiende a aumentar, generando más peso que tu columna vertebral puede soportar. Al final, puede dañarla a tal grado que el dolor se vuelve algo crónico.

Facebooktwitterpinterest

Deja un comentario