El colchón de latex de qué está hecho realmente

Facebooktwitterpinterest

Si te llamó la atención el título es probable que estés buscando un nuevo colchón de látex. ¿Y quién podría culparte? Estas camas tienen un buen rebote, se enfrían naturalmente y logran un equilibrio satisfactorio entre el alivio de presión y el soporte. Si eres el tipo de persona que duerme y quieres calmar los dolores y molestias en los puntos sensibles del cuerpo, pero no quieres hundirte demasiado en tu colchón, un modelo de látex podría ser el indicado para ti.

Hoy en día, hay muchas opciones de látex disponibles en el mercado, pero eso no significa que todas van a funcionar para todo tipo de personas que duermen. Entonces … ¿Cómo saber qué colchón de latex es el adecuado para ti? Sería díficil recomendarte uno de primera mano, pues hay muchos factores a tomar en cuenta PERO …

¿Te podemos ayudar a acercarte al colchón de látex de tus sueños? ¡Claro que sí! 🙂 Te diseñamos esta mini guía con algunos consejos que puede usar en la tienda departamental o tienda de colchones, antes de tomar una decisión de compra.

Todo parte de tu postura al dormir

El tipo de colchón de látex que desee puede cambiar mucho según cómo duermas, ¿Cuál es tu postura para dormir?

De costado: Si duermes «de lado» entonces procura comprar un colchón que tenga una capa superior de espuma viscoelástica sobre látex. Esto debería proporcionarle un agradable hundimiento y contorno corporal, lo que ayudará a aliviar la presión que tanto necesita en sus hombros y caderas.

De espaldas: ¡Un colchón completamente de látex podría hacer maravillas por ti! Las capas superiores de espuma de látex no solo llenarán el espacio en la región lumbar, sino que el rebote del material mantendrá la columna vertebral en una alineación agradable y saludable.

De panza: Te recomendamos ir con un híbrido de látex. Estos colchones tienden a ser bastante firmes, lo que ayuda a promover una alineación recta entre las caderas y los hombros, ¡muy importante para los durmientes estomacales estrictos!

Facebooktwitterpinterest

Deja un comentario