Si imprimir dinero está en manos de los humanos, ¿por qué no imprimen dinero suficiente para que nadie sea pobre en este mundo? Responder Seguir · 23 Solicitar 3

Facebooktwitterpinterest

A lo largo del siglo XVI hasta finales del XVIII había un problema muy acentuado: la moneda, más específicamente, la circulación de dicha moneda. Las monedas (oro, plata, bronce) si bien en muchos casos circulaban, haciendo funcionar el comercio, no estaba al alcance de todos.

Por ejemplo, cuenta Adam Smith en su libro Riqueza de las Naciones que cuando el patrón no tenía oro ni plata para pagarle (no por tacaño, simplemente en la zona donde vivía no había mucho movimiento comercial y por tanto, escaseaba los metales), entonces procedía a pagarle con especias: si era zapatero, llevaba productos o si tenía en su almacén productos que el asalariado necesite, se lo llevaba.

Al ver este problema y dado que el mercantilismo era la moda en las Cortes de Europa, a alguien se le ocurre hacer un sistema de crédito basado en el oro, un tal John Law adopta un sistema en el cual una persona entregaba oro a la Corona y a cambio, el rey te proveía de un documento firmado que validaba una cierta cantidad de oro. Ejemplifico:

El Rey de Francia decreta que 0.45 gramos de oro equivale a 100 francos

¿Y si querías más o menos, si tenías menos cantidad de oro? Bueno, es ahí donde entra el Estado y provee de papel crédito (hoy papel moneda) para los usuarios para agilizar el movimiento comercial. Era un buen sistema, en teoría.

Pero pasó lo inevitable.

El sistema Law empezó a dar más crédito y no ingresaba tanto oro. ¿Te acuerdas del ejemplo anterior?

0.45𝑔𝑟.=100𝐹𝑟𝑎𝑛𝑐𝑜𝑠0.45gr.=100Francos

Bueno, a Law le entró el bicho de la avaricia y empezó a imprimir más dinero de lo que él puede cubrir. Verás, el sistema de papel moneda es hacer un equivalente entre una cierta cantidad de metal precioso con un documento (el papel moneda) por lo que la ecuación anterior se descompuso.

Ejemplo: John Law tenía 45 kg de oro en su poder y eso lo puede transformar en papel moneda, un total de 10.000 francos; lo que hizo Law fue crear más dinero, es decir, en lugar de crear 10.000 francos, creó 100.000 francos.

Se puso tan mal la situación, dado el sobre-exceso de papel moneda y la escasez de oro para cubrir, que esto creó una burbuja gigante que arrastró al Imperio Francés al borde de la bancarrota en el año 1720 y se lo conoce como la Burbuja de los Mares.

Es decir, al sobre-imprimir billetes sin tener respaldo, su moneda se devaluó y terminó en crisis.

El fin del patrón oro

Richard Nixon firma en 1971 el fin del patrón oro y establece un sistema de crédito por decreto (se lo conoce en las finanzas como dinero fiat o dinero por decreto). ¿Recuerdas el ejemplo anterior en el cual el patrón oro hacía que la moneda tenga valor? Bueno, en los ’70 Estados Unidos poseía una de las mayores reservas de oro del mundo y el dolar era una moneda fuerte; mucho del oro que poseía era de otros países quienes lo habían enviado a EEUU para evitar que el mismo caiga en mano de los nazis. Luego de la Segunda Guerra Mundial, los países de a poco iban solicitando la devolución de su oro y la moneda iba perdiendo fuerza.

Hasta 1971. Si los ejemplos anteriores del oro funcionaban, ahora el sistema era simplemente que el Estado puede imprimir dinero por decreto (teniendo o no su valor en oro u otros metales) y tú tienes que confiar que el Estado tiene reservas. El mote de In God We Trust no es en vano 😉

Pero sigamos. El dolar norteamericano, al no tener más un afianzamiento en el oro, encuentra otro elemento limitado: el petroleo. ¿Qué hace? Empieza a presionar (con armas, claro esta) a los países con petroleo que se haga el movimiento comercial con dolares y de esa manera proveer de una demanda constante de su moneda. De ahí el mote de petro-dolares también.

Saltamos al año 2008. En dicho año hubo una crisis a nivel mundial en el cual las corporaciones bancarias actuaron como compradores de deudas las cuales no se pudieron pagar y en total, generaron deudas por trillones de dolares, es decir esto es 1 trillón de dolares:

1.000.000.000.000 (tiene doce ceros)

Pero la deuda tiene doble digitos. Ahora bien, Estados Unidos salió al rescate y compró la deuda. ¡Yay! ¡Desapareció la deuda! No. Eso significa que Estados Unidos hoy tiene una deuda enorme. Ya que el Estado se mantiene con impuesto, ¿a que no adivinas quien lo pagará? ¿Y hoy Estados Unidos sigue imprimiendo dinero? Sí pero para que lo sepas, está bajo capas y capas de deudas, por eso uno siente que el dolar antes valía más.

Zimbawe

El Gobierno de Zimbawe estaba en una crisis y esta no podía salir hacia adelante debido a que su dinero no valía nada, por lo que en el 2006 deciden hacer una reconversión monetaria y declararon que 1000 dolares zimbaweños equivale a 1 dolar. Obviamente, nadie creyó en esta cotización y como se trata de dinero por decreto en cual usted tiene que confiar en el Estado, nadie lo creyó. En pocos días, la moneda se depreció tanto que empezó a ver circulación de billetes de 100 trillones de dolares. No es broma:

Qué pasó aquí como en los otros casos? Cuando la deuda es muy grande y empiezan a imprimir billetes por que sí, los problemas son de cobertura o poniendolo como programación:

if (productos_servicios < dinero_circulante) {	return crisis}

Conclusión

¿Qué tienen en común estos tres ejemplos? Los tres imprimieron dinero sin tener respaldo y terminaron mal, muy mal por lo que imprimir dinero para acabar la pobreza, no lo hará. Lo que terminas por hacer es generar inflación y destruyendo el sistema económico generando más pobreza.

Pues imagina eso: tú y yo y Juan somos los únicos hombres en el país.

Tú tienes gallinas, yo tengo trigo y Juan tiene cerdos.

Un días nos damos cuenta de un cosa: yo quiero carne tú quieres trigo yo no quiero pollos ni huevos pero Juan quiere huevos.

O sea que para conseguir lo que queremos tenemos que ir al tercero y esperar que este tenga gana de vender… es un rollo.

Así que decidimos: vamos a poner un valor claro a las gallinas trigo y cerdos. Mira una gallina vale un trocito de papel, un cerdo vale 3 y un saco de trigo vale medio. Ya tenemos dinero.

Pero cómo hacemos para que el valor sea real? Muy simple contamos cuantos cerdos hay cuántas gallinas y cuantos sacos de trigo y hacemos solo tantos trozos de papel como cerdos gallinas y sacos tenemos. Ni uno más.

Que pasa ahora es que ya puedes comprar lo que te da la gana porque no estás dando la gallina estás dando el potencial de tener una gallina.

Pero qué pasa si Juan piensa que es demasiado pobre y se le ocurre la ideea que imprimir más dinero puede comprar más gallinas y trigo?

Pues vamos a ver. Juan imprime más papelitos y compra y compra. Pero de repente cuando vamos a comprar a Juan nos pide más dinero por los cerdos… pues porque ya sabe que hay más dinero que cerdos o sea nuestra moneda se devaloriza, como consecuencia nosotros ponemos las gallinas y el trigo más caros. Todo se volvió más caro. En realidad se hizo alguien más rico? No, solo Juan nos estafa un poco hasta que nos damos cuenta y se regula otra vez nuestra economía por el mecanismo conocido como inflación.

Si introduces moneda sin tener con que cubrirla no generas valor, generas inflación y la inflación debilita la economía porque en el mundo no solo hay 3 personas hay muchos países y así estos países ven que tú moneda se debilita pierden fé en tu mercado y no quieren invertir en tu país y tu país se hace aún más pobre. Por eso es muy importante que el dinero sea un reflejo realista de lo que el país tiene y produce.

Facebooktwitterpinterest