Porqué se tapa la nariz al acostarse?

Facebooktwitterpinterest

Sabias que durante el día, la mucosidad de la nariz, la cual mantiene la humedad de los orificios nasales y ayuda también a atrapar las bacterias u otras partículas extrañas, se desliza por la parte posterior de tu garganta, donde es tragada.  La nariz produce de 0,95 a 1,9 litros de mucosidad cada día.

Pero el problema que afecta a muchos es cuando llega la hora de dormir. Miles de personas sufren del problema de que al rescostarse se tapa la nariz, pues la mucosidad no se desliza con tanta facilidad hacia la parte posterior de la garganta, debido a la gravedad. Porqué se tapa la nariz al acostarse? Veamos algunas posibles causas.

Efectos de la gravedad

La gravedad contribuye al problema, pero también puedes hacer algo para este problema de que al recostarse se tapa la nariz.

Por ejemplo, puedes elevar la cabeza con unas almohadas, esto te hará respirar mejor, a menos que la causa sea una alergia al material de la almohada y esto haga que la nariz se tape y te cause una congestión.

Falta de humidificación

La mucosidad debe estar húmeda para poder viajar fácilmente hacia la parte de atrás de la garganta.

Cuando respiras aire seco, la mucosidad se seca, haciendo que se pegue a las fosas nasales, y forma pedazos de mucosidad endurecidas conocidos como “moco.”

Humidificar el aire que respiras a la noche y no sobrecalentar la habitación puede ayudarte en este caso.

Además, cambiar de posición con regularidad también puede ser de gran ayuda.

Alergias

Si la nariz solo se te tapa durante la noche, tal vez tengas alergia a algo dentro de tu habitación. El material de tu almohada, las sábanas o el colchón, la alfombra o los ácaros del polvo pueden estar provocando que tu nariz produzca más mucosidad.

El detergente que usas para lavar la ropa de cama también puede causar que tu nariz este congestionada. Cuando tienes alergia, tu nariz produce más mucosidad porque trata de librarse de la sustancia nociva más rápido.

Visita a tu médico para hacerte pruebas de alergia y así aumentar las posibilidades de tener una buena noche de sueño.

También te pueden ayudar los medicamentos de venta libre que reducen la producción de histamina, pero no los tomes con regularidad sin antes consultar con tu médico.

Tabique desviado

Tal vez hayas notado que tu nariz está dividida por la mitad. El tabique, o el pedazo de cartílago que divide a la nariz por la mitad, funciona mejor cuando está justo en el centro de la nariz.

El tabique es el hueso central de la nariz que separa las fosas nasales entre si. Cuando el tabique está desviado una de las fosas nasales es más grande que la otra, lo que lleva a complicaciones nasales,

Pero alrededor del 80 por ciento de las personas tiene el tabique desviado, o ligeramente torcido, según la Academia Americana de Otorrinolaringología.

Un tabique desviado es un defecto congénito, un problema del desarrollo o el producto de una herida facial, y sólo puede corregirse mediante cirugía.

Los efectos de un tabique desviado incluyen infecciones recurrentes en los senos nasales, sangrado, dolor facial, dolores de cabeza y respiración ruidosa al dormir

Las infecciones recurrentes en las fosas nasales son comunes para alguien que tiene el tabique desviado. La estructura ósea torcida obstruye un lado de la nariz haciendo difícil respirar y expeler las mucosidades por la nariz. La obstrucción puede hacer que las mucosidades vuelvas a las fosas nasales, causando inflamación.

Cuando te recuestas, especialmente del lado “bueno” de tu nariz, el lado con el tabique más ancho, puede que comprimas ese orificio nasal.

La mucosidad no podrá drenar de manera correcta del lado del tabique desviado, ocasionando que tengas más acumulación de mucosidad en la nariz, y más problemas para respirar durante la noche.

Si te acuestas del otro lado, y elevas la cabeza podrás respirar mejor.

¿Cómo combatir la secreción nasal en un minuto?

Aunque parezca increíble el hecho de poder curar la congestión nasal en tan solo un minuto, lo cierto es que es posible gracias a una técnica de acupresión que nos comparte la medicina tradicional china. Esta sencilla técnica es ideal para aliviar diferentes tipos de dolores, a la vez que tiene la capacidad para destapar las fosas nasales.

La acupresión es una técnica muy efectiva que consiste en hacer presión en determinados puntos del cuerpo con la yema de los dedos, de tal modo que se presiona el área y se suelta. Se debe realizar tres veces al día.

Punto de presión 1. Lóbulo de la oreja: Se masajea suavemente 10 veces.

Punto de presión 2. Detrás del lóbulo de la oreja, en la parte inferior, justo debajo del cartílago: Se presiona y se suelta 10 veces, sin hacer ningún tipo de presión directamente sobre el cartílago.

Punto de presión 3. Encima del puente de la nariz, justo entre las cejas: realice una leve presión sobre esta área del rostro durante un minuto. Este punto en especial es ideal para evitar que los senos paranasales se sequen y se inflamen.

Punto de presión 4. Bajo las mejillas, justo en el punto que se encuentra directamente debajo de la pupila del ojo: En esta área del rostro se presiona hacia arriba y se suelta. Este punto de presión ayuda a liberar los senos paranasales para combatir la congestión.

Punto de presión 5. Parte inferior de las fosas nasales: Ubicando las yemas de los dedos en la parte inferior de las fosas nasales, se empuja suavemente con un movimiento de rotación, y se repite 10 veces seguidas.

Puede deberse a un resfriado, a la sinusitis o a las alergias. Lo cierto es que tener la nariz tapada no es para nada agradable, sobre todo si no estamos acostumbrados a respirar por la boca (que además no se aconseja). En este artículo encontrarás algunos remedios caseros para destapar la nariz.

LOL Colchón

Estas recomendaciones son personales, del staff @LOLColchon. Tu aportación es muy valiosa para generar juntos contenido de valor y verdadero. 🙂 Gracias!

Facebooktwitterpinterest

Deja un comentario