SUEÑO SEGMENTADO

Qué comer antes de dormir? 3 horas antes, al menos esto…

  • Categoría de la entrada:DIETA

Debes saber qué comer antes de dormir, para evitar malestares y hasta futuras enfermedades. Dormir bien es increíblemente importante para su salud en general.

Puede reducir su riesgo de desarrollar ciertas enfermedades crónicas, mantener su cerebro sano y estimular su sistema inmunológico.

Esto es lo que puedes comer antes de dormir:

Comer almendras antes de dormir

Las almendras son un tipo de nuez de árbol con muchos beneficios para la salud. Son una excelente fuente de muchos nutrientes, ya que 1 onza (28 gramos) de nueces tostadas secas contienen el 18% de las necesidades diarias de fósforo de un adulto y el 23% de riboflavina.

Una onza también proporciona el 25% de las necesidades diarias de manganeso para los hombres y el 31% de las necesidades diarias de manganeso para las mujeres. Comer almendras con regularidad se ha asociado con menores riesgos de algunas enfermedades crónicas, como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas. Esto se atribuye a sus grasas monoinsaturadas saludables, fibra y antioxidantes.

Los antioxidantes pueden proteger sus células de la inflamación dañina que puede conducir a estas enfermedades crónicas.

Se ha afirmado que las almendras también pueden ayudar a mejorar la calidad del sueño. Esto se debe a que las almendras, junto con otros tipos de frutos secos, son una fuente de la hormona melatonina . La melatonina regula su reloj interno y le indica a su cuerpo que se prepare para dormir.

Las almendras también son una excelente fuente de magnesio, proporcionando el 19% de sus necesidades diarias en solo 1 onza. El consumo de cantidades adecuadas de magnesio puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, especialmente para aquellos que tienen insomnio.

Si desea comer almendras antes de acostarse para determinar si afectan la calidad de su sueño, una porción de 28 gramos (1 onza), o aproximadamente un puñado, debería ser suficiente.

Pavo antes de dormir

La carne de pavo contiene un alto contenido de proteínas, y el pavo asado proporciona casi 8 gramos de proteína por onza (28 gramos). La proteína es importante para mantener los músculos fuertes y regular el apetito.

La proteína del pavo también puede contribuir a su capacidad para promover el cansancio. Existe evidencia de que consumir cantidades moderadas de proteína antes de acostarse se asocia con una mejor calidad del sueño, incluido menos despertarse durante la noche.

Té de manzanilla antes de dormir

Existe evidencia de que beber té de manzanilla puede estimular su sistema inmunológico, reducir la ansiedad y la depresión y mejorar la salud de la piel. Además, el té de manzanilla tiene algunas propiedades únicas que pueden mejorar la calidad del sueño.

Específicamente, el té de manzanilla contiene apigenina. Este antioxidante se une a ciertos receptores en su cerebro que pueden promover la somnolencia y reducir el insomnio.

Kiwi antes de dormir

Contiene una cantidad decente de ácido fólico y potasio, así como también varios oligoelementos. Según estudios sobre su potencial para mejorar la calidad del sueño, los kiwis también pueden ser uno de los mejores alimentos para comer antes de acostarse.

En un estudio de 4 semanas, 24 adultos consumieron dos kiwis una hora antes de acostarse cada noche. Al final del estudio, los participantes se durmieron un 42% más rápido que cuando no comieron nada antes de acostarse.

Además, su capacidad para dormir toda la noche sin despertarse mejoró en un 5%, mientras que su tiempo total de sueño aumentó en un 13%. Los efectos de los kiwis que promueven el sueño a veces se atribuyen a la serotonina . La serotonina es una sustancia química del cerebro que ayuda a regular su ciclo de sueño.

Pescado graso

Los pescados grasos, como el salmón, el atún, la trucha y la caballa, son increíblemente saludables. Lo que los hace únicos es sus cantidades excepcionales de vitamina D.

Además, los pescados grasos son ricos en ácidos grasos omega-3 saludables , específicamente ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).

EPA y DPA son conocidos por reducir la inflamación. Además, los ácidos grasos omega-3 pueden proteger contra las enfermedades cardíacas y mejorar la salud del cerebro.

En un estudio, los hombres que comieron 10,5 onzas (300 gramos) de salmón del Atlántico tres veces a la semana durante 6 meses se durmieron unos 10 minutos más rápido que los hombres que comieron pollo, ternera o cerdo.

Nueces

Son abundantes en muchos nutrientes , proporcionando más de 19 vitaminas y minerales, además de 1,9 gramos de fibra, en una porción de 1 onza (28 gramos). Las nueces son particularmente ricas en magnesio, fósforo, manganeso y cobre.

Además, las nueces son una gran fuente de grasas saludables, incluidos los ácidos grasos omega-3 y el ácido linoleico. También proporcionan 4,3 gramos de proteína por onza, que pueden ser beneficiosos para reducir el apetito.

Además, algunos investigadores afirman que comer nueces mejora la calidad del sueño, ya que son una de las mejores fuentes alimenticias de melatonina.

Arroz blanco

La principal diferencia entre el arroz blanco y el integral es que al arroz blanco se le ha eliminado el salvado y el germen. Esto lo hace más bajo en fibra, nutrientes y antioxidantes.

Sin embargo, el arroz blanco todavía contiene una cantidad decente de algunas vitaminas y minerales.

El arroz blanco es rico en carbohidratos, proporcionando 22 gramos en una porción de 4 onzas (79 gramos). Su contenido de carbohidratos y la falta de fibra contribuyen a su alto índice glucémico (IG). El índice glucémico es una medida de la rapidez con la que un alimento aumenta el nivel de azúcar en sangre.

Se ha sugerido que comer alimentos con un IG alto, como el arroz blanco, al menos 1 hora antes de acostarse puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

Otros alimentos y bebidas que pueden favorecer el sueño. Alimentos que comer antes de dormir.

Varios otros alimentos y bebidas tienen propiedades que promueven el sueño. Por ejemplo, pueden contener grandes cantidades de nutrientes como el triptófano.

Sin embargo, en algunos casos, hay poca investigación sobre sus efectos específicos sobre el sueño.

  • Productos lácteos: Los productos lácteos, como un vaso de leche , requesón y yogur natural, son fuentes conocidas de triptófano. Se ha demostrado que la leche mejora el sueño en los adultos mayores, especialmente cuando se combina con ejercicio ligero.
  • Plátanos: Las cáscaras de plátano contienen triptófano y la fruta en sí es una fuente modesta de magnesio. Ambas propiedades pueden ayudarlo a dormir bien por la noche.
  • Avena: similar al arroz, la avena es rica en carbohidratos con un poco más de fibra y se ha informado que induce somnolencia cuando se consume antes de acostarse. Además, la avena es una fuente conocida de melatonina.

Ya sabes qué comer antes de dormir. La comida chatarra es malísima para tu salud

Dormir lo suficiente es muy importante para su salud. Si ya tienes tu LOL COLCHÓN y consumes esto: dormirás como angelito.

Varios alimentos y bebidas pueden ayudar. Esto se debe a que contienen hormonas que regulan el sueño y sustancias químicas cerebrales, como la melatonina y la serotonina.

Algunos alimentos y bebidas contienen altas cantidades de antioxidantes y nutrientes específicos, como el magnesio y la melatonina, que se sabe que mejoran el sueño al ayudarlo a conciliar el sueño más rápido o permanecer dormido por más tiempo.

Para aprovechar los beneficios de los alimentos y bebidas que mejoran el sueño, puede ser mejor consumirlos 2 a 3 horas antes de acostarse. Comer inmediatamente antes de irse a dormir puede causar problemas digestivos, como reflujo ácido.

En general, se necesitan más investigaciones para concluir el papel específico que tienen los alimentos y las bebidas en la promoción del sueño, pero sus efectos conocidos son muy prometedores.