Publicado el

¿Quién se está beneficiando con la histeria del coronavirus?

La economia se está viendo afectada por el coronavirus, pero también hay compañías y productos que están viendo cómo aumenta su valor a medida que el coronavirus se extiende…El coronavirus COVID-19 se extiende por otros países más allá de China como Irán, Corea del Sur o Italia y la Organización Mundial de la Salud ya advierte que la enfermedad tiene potencial para convertirse en una pandemia mundial.

Una de estas empresas es Novacyt, que ha visto crecer su valor en un 1.000% en apenas un mes y medio. Esta sociedad francesa está especializada en diagnósticos médicos y está triunfando gracias a sus kits de diagnóstico, un test que permite detectar el COVID-19.

Estos kits de diagnóstico se han convertido en un negocio de oro y sus ventas se han disparado en las últimas semanas, no solo en China, sino en todo el mundo. La demanda ha provocado que la mayoría de estas empresas que lo comercializan disparen sus ventas.

Otras grandes beneficiadas, como es lógico, son las compañías farmacéuticas. Varias de ellas, entre las que se incluyen Gilead, Sanofi o GSK, se han lanzado al desarrollo de una vacuna y ya han empezado sus primeras pruebas. El temor además a que se produzca un desabastecimiento de fármacos también ha ayudado a que el valor de estas empresas crezca.

Por ejemplo la estadounidense Inovia subió hasta un 40% en Bolsa hace varias semanas después de recibir una subvención para encontrar una vacuna efectiva contra el virus. Cabe recordar que los antibióticos no sirven de nada ante el COVID-19 porque solo son efectivos con bacterias, no con infecciones víricas.

Más allá de todo aquello relacionado con el sector sanitario, también están saliendo reforzados los supermercados. El temor ante el coronavirus está provocando que en los lugares más afectados sus habitantes hagan acopio de productos ante una posible cuarentena o desabastecimiento. Así, han sido frecuentes las instantáneas de estanterías vacías y largas colas en este tipo de lugares.

En China, el país en el que se originó la pandemia, en las últimas fechas los videojuegos se están favoreciendo de la crisis del coronavirus. Las horas de encierro están provocando que muchas personas usen estos juegos para seguir conviviendo con compañeros, amigos y familiares y así matar el tiempo libre como consecuencia de la cuarentena. Así, los ingresos de este tipo de compañías están aumentando considerablemente.